Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

Cargando...

viernes, 11 de julio de 2008

Bañado en mi fluidez

Kamasutra que en sueños se revela
sin voluntad alguna ni sosiego,
me trata cual si fuera yo borrego
y enciende con mi sangre su candela.

Erotismo que en sueños se me cuela
fundiéndose al clamor de nuevo apego;
de mi aire pertinaz y de labriego
se embebe como inútil sanguijuela.

No hay nada que yo pueda remediar
si en medio de este sueño yo me riego
y vuélvome de pronto calamar...

Es triste lo que pasa, no lo niego
si me despierta un sueño pervertido
bañado en mi fluidez, alicaído.

sábado, 12 de enero de 2008

Haikus eróticos nerudianos.

Boca en la boca
el beso, ¿dónde estuvo?:
cerca del sexo.

Cuerpo en el cuerpo
el sexo, ¿dónde estuvo?:
dentro del amor.

Carne en la carne
el amor, ¿dónde estuvo?:
¡entre las almas!

Gozo en el gozo
el alma, ¿dónde estuvo?:
¡en el gemido!

Llama en la llama
el gemido, ¿dónde está?:
en el corazón.

Llanto en el llanto
el corazón, ¿dónde está?:
¡en el silencio!

Nuestros latidos
se hacen uno y el mismo
eternamente.

Por Margarita (haikus encadenados)

Por Margarita
bien vale una aventura
caballeresca.

Por esa chica
también yo vuelco el mundo
patas pa' arriba.

Porque es princesa
de reinos encantados
y alborozados.

Porque es la reina
de tantos corazones
embelesados.

Porque es sirena
que encanta marineros
con sus tercetos.

Porque es un hada
que cumple mis deseos
ilusionada.

Porque es la hermosa
damita que enarbola
mi gran lujuria.

Porque es frondosa
y es en su geografía
que siembro rosas.

Porque es fogosa
ingenua, dulce y tierna
maravillosa...

Morder primero
ese labio abejero
no más yo quiero.

Morder primero
tu seno de alpinismo
quiero en su cima.

Morder primero
tu vientre de abedules
bajo sus sombras.

La competencia
ya se te acerca rauda
como un perfume.

Porque en mis venas
no corre agua bendita
si no la sangre.

La sangre bulle
por tus sensuales curvas
más por ahora.

Así que dame,
que el hambre me aconseja
viva y bermeja.

¿Querrías mi amada
compartir mis favores
con tu fragancia?...

Un beso envío
cargado de erotismo
a tus alcobas...

Mi dulce amada
mi juego delicioso
es todo tuyo.

Tus tentaciones
son deseos ardientes
para mi ciencia.

Me quiero en ti
nadando en los riachuelos
de tus caderas.

Bebe de mi alma
que el grifo no se agota
pues me das nota.

Descubro todos
tus deseos ocultos
para atraerlos.

Desata todas
esas pasiones albas
sobre mi piel.

Mi lengua bulle
muy dentro de tu cueva
que es mi guarida.

Entre los labios
de tu vagina ardiente
bebo impaciente.

Miel de colmenas
regadas por tu cuerpo
mis ansias nutre.

Y tus gemidos
son música celeste
a mis oídos.

Tus convulsiones
son balanceos raudos
que me enamoran.

Mi sed se aviva
pues soy volcán candente
y tú, presente.

Soy tu regalo
y tú eres el aliento
que necesito.

Ven por tu premio
que te aguarda ávido
de mi deleite.

Son mis deseos
llevarte al limbo, rosa
de sensaciones.

Tus tentaciones
son los placeres albos
que me iluminan.

Y en tu perfume
hallo fragancia fresca
maravillosa.

Acompasados
danzamos sin prejuicios;
enamorados.

Sobre una estrella
te tomo firmemente
mi dulce bella.

Sobre un clavel
derramo mis pasiones
en tu vagina.

Sobre una rosa
ruborizas alegre
ante mi piel.

Gozosamente
disfruto tus sudores
que son mi veste.

Humildemente
se abre mi pecho nudo
a tus caricias.

Plácidamente
tus lengüeteas sublimes
me descalabran.

Muy dulcemente
entre tus manos dejo
mi corazón.

Entre tus senos
coloco mi experiencia
con gran ternura.

Y me paseo
con labios lengua y fuego
sobre tu piel.

Sobre mi piel
tu lengua es llama viva,
que nunca quema.

Sobre mi piel
tu lengua es blanca brisa
que me acaricia.

Tu lengua es fiel
a todos mis deseos,
mis ilusiones.

Y la demencia
endulza presta y sabia
toda inclemencia.

Y tu locura
devuelve a mi alma ajada
la bendición.

Todo mi ser
de tu hechizo armonioso
es ahora esclavo.

Todo mi cuerpo
se retuerce en la dicha
de ser amado.

Soy tu pegaso
amazona furiosa,
arrea mi paso.

Bella amazona
si cabalgas en mi ser
te llevo al cielo.

Arréame ya
galopando en praderas
universales.

Hacia el edén
nos vamos los dos juntos
bien encolados...

Nuestros jadeos
son puertas infinitas
del paraíso.

Nuestros orgasmos
son umbrales abiertos
a nuevos mundos.

En tu penumbra
deposito mi heredad:
blancor espeso.

Es en tu gruta
que mi esperma disfruta
de hogar seguro.

Luego nos vamos
tomados de la mano
bajo la luna.

Los dos desnudos
andando alegremente
lejos del mundo.

Lujurias en haikus

Con este estambre,
abordo tu pistilo
y florecemos.

En tu corola
depongo mansedumbres
desde mi flora.

Mi flor silvestre
ábreme bien tus sépalos
de verde llama.

Tú, flor silvestre
toma de mi abejorro
su erguida veste.

Tú, flor labiada
recibe mi albo polen
en tus ovarios.

Campanulácea
enséñame tus dones
de flor herbácea.

Yo colibrí
vuelo sobre tus pétalos
con frenesí.

Yo picaflor
con pico codicioso
chupo tu néctar.

Oro rubí
colores que atesora
tu hermoso cáliz.

Mi tallo fresco
será sostén sereno
para tu cáliz.
Mi tallo erguido
será el fiel guardián
de tus mil pétalos.

Dame tu flama
orquídea encendida
como una rosa.

Dame tu aroma
junto con los efluvios
de tu corola.

Dame efusiones
derrama tus fluidos
sobre mi tallo.

Dame canciones
y trovas de poesía
con una danza.

Danza conmigo
desnudos y entreabiertos
sobre la grama.

Baila conmigo
los dos entretejidos
sobre una cama.

II

Llegas cansada
con buenas intenciones
en tu poesía.

Llegas resfriada
pero con experiencias
encantadoras.

Mi picardía
quién fuera tulipán
para tu olfato.

Mi dulce niña
quién fuera cama y cuna
para tu sueño.

Tu fiebre mido
con termómetro de ansias
descomunales.

Cómo quisiera
sanar tu resfriado
o compartirlo.

Un beso envío
A la noble doncella
que está de vuelta.

¡CÓMO QUISIERA
CURAR TU RESFRIADO
CON MIS CARICIAS!!!!!!

III

La noche entibia
mis ganas de quererte
como en tu aliento.

Como llamitas
me bullen, me congelan
tus besos moros.

En tu mirada
se anuncia una tonada
afro latina.

Danzo en tu piel
con luces de alba tenue
lustras mi piel.

Mi boca bebe
de ti, mi miel manada
sonríes también.

Entre tus piernas
encuentro el acertijo
de hermoso verso.

Fricción sublime
yo lanzo mis deseos
sobre tu esmero.

Cierro mis ojos
para mejor sentirte
con tu calor.

Ardiente llama
desde tus manos bellas
queman mi piel.

Me compenetro
contigo en un encuentro
que yo me invento.

En tu desmayo
se anuncia trepidante
gemir constante.

Con un arqueo
estatua griega eres
entre mis brazos.

Adiós cordura;
me quedo finalmente
con tu locura.

Adiós cordura;
prefiero simplemente
sudar contigo.

Mordisquearemos
con ansias de leopardos
y de panteras.

Tus finas uñas
entierras hasta mi alma;
¡qué goce extremo!

Bebo tu elixir
y a tu fragancia cedo
flor de mi piel.

Ábranme cancha;
que vengo enfiebrado
con su presencia.

Ábranme campo;
que vengo embelesado
con sus fragancias.

¡Ah clara orgía
de dos en dos nos vamos
a su osadía!

¡Ah magna orgía!
en duelo de tercetos
nos la batimos.

¡Ah dulce orgía
de versos y palabras
efervescentes!

Cuelgo mi mente
abriéndome camino
en tu presente.

Caperucita
siempre la más bonita
tu cor secuestro.

Mi picardía;
vestida de tercetos,
¡qué linda luces!

Eres delicia
fluyendo a flor de piel
como una fuente.

Eres marmórea
como una diosa griega
muy bien tallada.

Eres candente
cual fragua que me ablanda
y me apacigua.

Eres raudal
de sueños lujuriosos
aquí en mi cama.

Eres deseo
celado y ansiado
como hambre añeja.

Eres concierto,
festín de cundeamores
en sol mayor.

Eres la selva
verdeando mis silencios
con cantos finos.

Eres sabana
agreste y encantada
ilimitada.

IV

Tu desnudez
hambrea mi mirada
como carnada.

Mis ojos tristes
se alegran con tu esencia
en sus pupilas.

Fulge impaciente
deseo que borbota
ante tu seda.

Entre tus piernas
la gruta al neomundo
se abre muy tierna.

Pezón rosado
llameando en la colina
de sol nevado.

De tu silueta
sabor chocolateado
llega a mi lengua.

De tu figura
sabor a mandarina
siempre me anima.

Arqueando espaldas
eres la campeona
que me enamora.

Tus borbotones
bullen en mis arterias
con sus canciones.

Agua bendita
no corre en mis venas
sino tu sangre.

¡Ah! quién pudiera
quitarle los botones
a tu blusita.

Embelesado
con tu desnudo cuerpo
quedo extasiado.

Más extasiado
con el brillor de luna
sobre tu pubis.

Anonadado
quedo al ver tu silueta
semidesnuda.

Algo atontado
cuando tu desnudez
has completado.

Sobre excitado,
ante tu carne tierna
estoy pasmado.

Acuartelado;
mi pene libertad
clama impaciente.

Y de repente
se templa de estupor
por tu fulgor.

Gotas de lluvia
asoman vespertinas
en tus enaguas.

Tierna humedad
delata tus deseos
de mocedad.

Cándidas lunas
en medio de tus piernas
quiero explorar.

Llanto sublime
de euforia y alegría
con tus abrazos.

Llanto exultante
de ardua algarabía
en tus pezones.

Cuánta alegría
desborda de este roce
plácidamente.

Qué algarabía
desbanda de este goce
tan complaciente.

Mis yemas van;
recorren madrigueras
de piel rosácea.

Mis dedos fluyen
nadando en la corriente
de tus caderas.

Mis manos toscas
aprietan con tesón
túrgidas nalgas.

Golosos brazos
los míos que te rodean
como en apnéa.

Goloso vientre
el tuyo que recibe
mi pene ardiente.

Amor profundo
en grutas te me escondes
con tus tesoros.

Amor risueño
tus risas fabulosas
son mi estandarte.

Tamborileo:
tu cuerpo sobre mi ser
marca el arpeo.

Qué gran jadeo
tu vulva en mi pubis
asume el paso.

Luego cambiamos
sonoros ruidos son:
se hacen canción.

Afrocubana
y taquitaquiritá:
¡tañe pasión!

Furia sonriente
de motos ondulantes
contracorriente.

Furia impaciente
de sismos espasmódicos
tan de repente.

Furia imponente
tu cuerpo trepidante
vive en mi mente.

La fundición
de cuerpos y almas albas
es deslumbrante.

Fusión augusta
de pieles sudorosas
sobre las rosas.

Gloriosa unión;
somos dos almas lindas
en comunión.

Somos cual soles
jugando a ser amantes:
dos querubines.

Somos estrellas
jugando a la creación
de auroras bellas.

Somos luceros
jugando a reencarnarnos
uno en la otra.

Somos centellas
jugando a relucirnos
chisporroteando.

Somos fulgores
jugando al amapuche
tierno y florido.

Somos candores
jugando a "ven al nido"
cual ruiseñores.

Somos calores
de brasa y llama y fuego
y cundeamores.

V

Sangre deseada
por cada añeja arteria
de mi alma ajada.

Sangre que aviva
mis ansias, mis suspiros
y mis desvelos.

Mi disparado
sueño de enredadera
me lleva a ti.

Ah, Dulcinea
por ti me quemaría
en los infiernos.

En la rojez
de tu mejilla de hada
mi insensatez.

VI

Quién te pudiera
besar continuamente
sin previo aviso.

Desde tu alcoba
daría yo el inicio
a un viaje eterno.

En tierras raras
de fábulas y cuentos
te encontraría.

Y te amaría
con furia de dragones
y caballeros.

Con Rocinante
batiendo los molinos
voy a tu encuentro.

Como Ivanhoe
me bato en duelo a muerte
por tu atención.

Elfos y hadas
me escoltan a tu alma
apasionada.

Y luego vamos
en viaje intergaláctico
al Enterprise.

Y sin movernos
de tu acolchada cama
navegaremos...

Y las estrellas
se apagarán de envidia
por tu belleza.

Y los planetas
se achicarán cual lunas
por tu pasión...

Lujuria eterna y atemporal (entre haikus y tercetos)

Desdoblamiento
lujuria que renace
aunque más turbia.

Desdoblamiento
con aire subversivo
tal como el viento.

Mi buena amiga,
tan sólo me he burlado
yo de mi mismo.

Encantadora
esplende nueva aurora
en esta hora.

Desdoblamiento
permites que me juzgue
incautamente.

Bebo de tu fuente rosa
agua de vida,
néctar de flores.


Con agradable soltura
en tus sabores me pierdo
fluyo por tu pasión.

Sobre tu ecuórea figura
navega mi calentura
con cándida locura.

Es tu silueta desnuda
mi carcelera jadeante
espasmódica y vibrante.

Y aún más picante:

Arquéate contra mi pasión
con esmero y tesón
de corazón a corazón.

Osa beber de mi grifo
Dios lo creó para ti
con esmero y cariño.

Encorvados como dunas,
candentes como arenas
floreamos el desierto.

Un fértil vergel de ansias
desde tu entrepierna
me arrulla.

Por tu caderear acompasado
me disparo al infinito
sin trasbordador.

Entrelazados
creamos un mundo aparte
en un instante eternizado.

¿Seguimos?

Nuestra cópula
asemeja levemente
a un cruzarse de cascadas...

Mi salvación
está en tus senos
morenos.

En las colinas
de tu mora geografía;
veo mi tierra prometida.

Desde tus cabellos
navego hasta tus senos
en piragua de caricias

Es de tu gozo
que surge mi orgasmo
indetenible...

Rumbo al horizonte
vamos remando
y cadereando.

Mar de leva
es tu jadeante
vaivén flamingo.

En el desierto
tú eres oasis
yo soy la sed.

Por sobre el páramo
tú eres hoguera
yo soy tu llama.

Voy selva adentro,
busco tu orquídea
yo, picaflor.

Del paraíso
surge tu aliento
y me rodea.

Soy todo témpano
hasta que llegas
a derretirme.

Tú, manantial
y yo venado
bebo de ti.

Cuando te excitas
un terremoto
nos estremece.

Eres volcán
y yo soy lava,
fuego en el fuego.

Mi cuerpo es arcilla
y tú lo moldeas
con tus caricias.

Aún más arriba
hasta las estrellas
mi bella.

Entre tus labios
la supernova
que me ilumina.

Entre tus piernas
el hoyo negro
me absorbe raudo.

El universo
se sintetiza
en tu esbeltez.

Espacio-tiempo
¿quién puedes ser
sino su sombra?

De envergadura
es la locura
de nuestros poros.

En tus caricias
encuentro mi alma
y mi destino.

¡Aráñame con pasión,
apriétame fuerte,
siénteme dentro de ti...!

Más bella luces
cuando el instinto
se te desborda...

En este encuentro
hay tal pasión
que me embelesa...

Sobre mi mesa
está tu aliento
cual alimento.

Sobre mi cama
está tu orgasmo:
mi aspiración.

Arde mi falo
en horno cósmico
y existencial.

Palpo tu esencia
sobre mi almohada
cuando no estás.

Es pertinente
sobre tus senos
sembrar mi aura...

Juego de luces,
fricción de pieles
apomazadas.

Que se haga eterno
este jadeo
universal

Que nunca pare
este vaivén
de piel y mar

Ojo por ojo
beso por beso
quiero anidar...

Todo el sudor
que puedas darme
será de altar.

Sobre el cerezo
tú eres fruta y follaje
yo soy ramal.

Tu amor sostiene
mi jadeante algarabía
cual una balsa.

En ti la tierra
nutricia y abundante
por mí labrada.

En mí, la obra
de arte impresionista
por ti esculpida.

Si me rodeas
con tu candente pubis
me regenero.

Vulva graciosa
en tu arduo palpitar
hay melodía.

En noches frías
me entibias alegremente
con tu regazo.

Que sean de miel
todos tus nobles días
si son conmigo.

Yo soy deseo
infinito, cuántico,
gravitatorio.

Eres lujuria
a mi piel adherida,
eternizada.

¿Es guarrería
el albo linimento
que cura el alma?

¿Es guarrería
el jadear cadencioso
del ritmo vital?

¿Es guarrería
el susurro amoroso
del sudar juntos?

¿Es guarrería
mi vaivén en tu cuerpo
o el amor entregado?

¿Es guarrería
la silueta desnuda
o el fragor generado?

sobre un buen brisar
va mi cuerpo desnudo
a tu nido alfombrado.

¿Qué maravillas
me ocultas, tú pícara
en tu mundito?

Frutas y sillas
inauguran tu beldad
¿eres de verdad?

La fantasía
de tu mundito feliz
es mi lujuria.

Bebo de fuentes
y lindos manantiales
bajo tu falda.

Sacia amor mi sed,
con cristalinidades
de tus enaguas.

En tu sonrisa
pongo mi aliento animal
con gran ternura.

¡Nada de usuras!
sólo amenas sonrisas
jadeos de brisas...

es un recuerdo
un tanto triste y amargo
ya eliminado.

Gracias a ti
por tu deseable presencia
hoy por aquí.

Te seré miel
si me abraza tu panal
con su ternura.

Lujuria somos,
de llameante atardecer
nos revestimos.

Candor de rosa
que con su espina araña
gratificante.

Singularidad
tú absorbes mis plegarias
eternizadas.

Ave y señuelo.
Rumbo a tu claro cielo
van mis pasiones.

En un paseo:
mis elucubraciones
y tus deseos.

Frenesí carnal
de ondas y vibraciones
en nuestra unión.

Y me despido
de tu radiante sensualidad;
muy satisfecho.

Y me despido
de tu albor incandescente
engrandecido.

Gracias te doy
por este orgasmo espiritual
y trascendente...

Cuando en ti entro
suave funda me acoge,
yo me estremezco.

En lo profundo
late tu íntimo ser,
ritmo candente.

Vulva exquisita,
clítoris expectante,
dulce caricia.

Vaivén continuo,
excitación creciente,
orgasmo acude.

Lindo homenaje,
espeso y palpitante
a tu vagina.

Desfallecidos
reposan nuestros cuerpos
en beso unidos.

Lujuria de vientres
anuncia regalos
de modo incipiente.

En tu vagina
guardando estoy mis versos
musculares.

Homenajeando
te esculpo linda y pura
con mis caricias.

Vaya un saludo
de tus amigos ocultos
sombras y luces...

Todo es sublime:
cuando te fundes a mí
nada es obsceno.

Toma consejo:
nada es vulgar ni hermoso
aisladamente.

El paradigma
define lo virtuoso,
también lo obsceno.

Entre tus brazos
cualquier obscenidad
troca en poesía.

De tu piel rosa
brasa tibia y serena
llega a mis venas.

Yo primitivo
palpo tu Ser Poético
y primigenio.

Mi Ente Concreto
asoma a tus deseos
y se sublima.

Perro o no perro
por ti aullaría
eternamente.

Por mis jadeos
y mis ansias de lamerte
soy perro humano.

Entre tus piernas
encuentro mi sustento
y mi guarida.

Amor sagrado
¿me explicarías
qué es guarrería?

Un beso envío
remitiéndote al limbo
de los sonetos.

Beso tu frente
y con mis labios rozo
tus dos mejillas.

Con un pellizco
suave y certero; en tu seno,
te maravillas.

Chupo tu cuello
y hallo el néctar de tu alma
efervescente.

Lamo tus senos:
bien túrgidos y erectos
son tus pezones.

Lamo tu vientre
mientras me asalta el olor
de tu vagina.

Vergel de flores;
excitan mi buen olfato
suaves aromas.

Sobre tus muslos
palpo tierra sagrada
y consagrada.

Amor sagrado
voy a tu encuentro alado
cuchillo en mano.

Amor profano
tengo tu rosa roja
aquí en mi mano.

Vulva empapada
entro en tu reino de amor
embelesado.

Cual terremotos
temblamos con frenesí
sintonizados.

Tu suave lengua
sabe plasmar mi esencia
en arte y ciencia.

Tus tersas manos
navegan por mi cuerpo
resucitado.

Sobre tus nalgas
apoyo el poder humano
de mis dos manos.

Danza fractal
caótica y liberal
desinhibida.

Danza fractal
de movimiento osado:
libidinosa.

Entre masajes
moldeamos nuestras figuras
como esculturas.

Entre masajes
forjamos nuestras siluetas
cual dos atletas.

Y ya sudados
fluimos en agua santa
algo extenuados.


Y ya deshechos
nos estrechamos fuerte
muy satisfechos.

¿Que si te amo?:
¡pregúntale a mis besos
y a mis caricias!

¡Uffff!, estoy sudando frío...
que escalofrío
tan delicioso.

Proeza tuya
en la fusión solemne
y emancipada.

Proeza mía
en la azul realización
de expectativas.

Son nuestros cuerpos
ardientes supernovas
cambiando luces.

Son nuestros cuerpos
cual singularidades
do' nace un cosmos.

Lengua que incitas
todas mis emociones
a hacer proezas.

Lengua que agita
todos mis sentimientos
épicamente.

Si me provocas
la caja de Pandora
sublimaremos.

Si me provocas
los cielos y los mares
repoblaremos.

Si me provocas
con lava de volcanes
un sol haremos.

Si me provocas
las ansias desmedidas
satisfaremos.

Sobre tu piel
anido mis ilusiones
y mi destino.

Sobre tu piel
residen mis emociones
allí me esperan.

Entre tus senos
yo beso palpo y toco
el universo.

Bajo tu pelo
reside la luz de vida
que yo persigo.

Bajo tu pelo
están las esperanzas
de mi futuro.

Eres de carne
y doy gracias a Dios
por ese hecho.

Eres de carne
y abrazo con mi lujuria
todo tu cuerpo.

Indefinida
es mi ardiente figura
ante tu fragua.

Incandescente
crepita toda mi piel
ante la tuya.

Cincelaremos
como dos nuevos dioses
el orbe entero.

Tu faz radiante
esplende vivazmente
con mis caricias.

Y llueve vida
sobre nuestras dos almas
así reunidas.

Chispas y rayos
surgen de la fricción
de nuestros besos.

Cuánticamente
abordamos jadeantes
un viaje astral.

¿Es irreal
todo este edén florido
entre mis manos?

¡Cómo te amo!
resumes las razones
de mi existencia.

Tú sintetizas
con cada movimiento
toda mi dicha.

Y cunde orgasmo
eléctrico e imantado
entre tú y yo...

Lujuria espiritual
de almas entrelazadas
en salmo espiral.

Siendo aclamado
por tu tersura agreste
quito tu veste.

Soy proclamado
por tu ternura sabia
rey coronado.

Soy entronado
por tu esbeltez ecuórea
rey de sudores.

Y anclo mi cuerpo
cansado de navegar
en tu fiel puerto.

¿Cuántas zozobras;
sufrió mi remo erguido,
antes de tu alba?

Llego a tus predios
con solaz alegría
entusiasmado.

Forestal pubis:
anhelos de leñador
forjan mi amor.

Brecha lasciva
abierta con tu candor
y con mi esmero.

Canto fruitivo
entonado por tu vulva
y mi colibrí.

Las mariposas
revolotean su luz
sobre tu almohada.

Y la neblina
obnubila mi visión
con tus espasmos.

Carmín orgasmo
cual llama encendida
para la vida.

Goce fruitivo
causado por tu vivo
donaire altivo.

Y es que tus ojos
son faros que gobiernan
mi bienvenida.

Y es que en tus ojos
está el fulgor que aclara
toda oscuridad.

Y es que tus ojos
deshacen los abrojos
y los despojos.

Bésame mucho,
desborda con tus labios
toda mi esencia.

Bebo en tu copa
un vino que deleita
mi ansia loca.

Beata diva
esculpes nuestros sueños
con mi cincel.

Florida novia
dibujas lienzos de oro
con mi pincel.

Y ya no quedan
recelos ni escondrijos
entre nosotros.

Fiel desenfreno
divino y esplendente
nos atropella.

En un fluir
caótico y audaz
nos embarcamos.

Solaz divino
disipas las colinas
de la atmósfera.

Y caigo exhausto
inerte y solapado
bajo tus curvas.

Pido piedad
y tú, con picardía
¡me das un guiño!...

Desdoblamiento
lujuria eternizada
en cuento de hada.

Desdoblamiento
si amas tan sólo mi luz
tú no me amas.

Desdoblamiento
por ti amada mía
yo me desdoblo.

Con las cenizas
recreo nuevamente
tu magia ardiente.

No habrá sosiego
si el alma a la fusión
no la eterniza.

Con la extinción
surgimos nuevamente
más imponentes.

Como ave fénix
resurges de la nada
apasionada.

y cual volcanes
sellamos nuestro amor
con nuestra lava.

Con las cenizas
inicio mi carrera
también la "acabo"...

Aunque pierda calidez,
conserva sensualidad
y una extraña ingenuidad
de la cabeza a los pies.


Aunque ha extraviado su rima
no ha perdido ni un segundo
de los placeres del mundo
y del trópico y su clima.


Como alpinista
recorro jubiloso
tu encumbrado gozo.


En la oscuridad
nuestros besos se encienden
en sexo y pasión.


En el silencio
nuestros goces retumban
como tambores.


Cuánto disfruto
de tu alba picardía
minuto a minuto...



Después nos vemos
voy a por municiones
para continuar.


¡Te la comiste
mi dulce picardía
en este día!


Sobre todo
el haikú del sexo oral
muy ingenioso.


Me arrancaste
un par de carcajadas
muy deliciosas.


Ten dulces sueños
y si sueñas conmigo
sueña rosado...

O mejor; colorado.



Mi hermosa diva
trae de las tierras bajas
ardor viquingo.


Mi dulce reina
mándame un tulipán
como recuerdo.


Sueña conmigo
en viajes siderales
sobre molinos.


Sueña conmigo
ensueños de pasiones
multicolores.


Accedo a tu arpa
y toco en tu silueta
gran melodía.


Accedo a tu arpa
y taño en ti las cuerdas
de mis deseos.


Mi clarinete
fabrica notas dulces
para tu alma.


Mi saxofón
resuena en tus timbales
carmín canción.